109 denuncias por violencia de género en la FCPyS

GÉNER(X)

De un mecate a medio tensar pendían las últimas denuncias. Colocadas anónimamente en el transcurso de una semana, historias de acoso, violaciones sexuales y otros tipos de agresiones se agitaban por el aire frente al auditorio Flores Magón. El pasado martes 13 de noviembre, el tendedero de denuncias organizado por el grupo “Somos la mera vagina” —del cual forman parte varias estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS)— llegó a su fin.

Entre los 109 testimonios que se recabaron, se denuncia a 35 alumnos, 26 profesores, 25 personas cuyo rol en la FCPyS no se especifica, y 10 relatos de acosos y agresiones donde señalan a vendedores informales al interior de las instalaciones o sucesos ocurridos a las afueras. Entre los nombres más mencionados están los de Eddie E. (4 testimonios), David N. (3 testimonios), Rodrigo M. (3 testimonios) y Benjamín B. (3 testimonios).

Fotografía: Roberto González.

Según los registros almacenados por la Unidad para la Atención y Seguimiento de Denuncias (UNAD) dentro de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de las 25 personas que han presentado quejas por presuntos actos de violencia de género en la FCPyS, sólo 15 individuos —entre alumnos, profesores y personal administrativo— han recibido una sentencia.

El tendedero y sus organizadoras no estuvieran exentas de la misma violencia que colgaba del mecate. Uno de los denunciados colgó una respuesta donde se burlaba de las personas que lo acusaron de emitir comentarios machistas en redes sociales. Asimismo, se señaló a un varón identificado como Héctor “M” de amenazar con “violar a cualquiera de ustedes, en cuanto tuviese la oportunidad.”

Fotografía: Roberto González.

“Somos la mera vagina” puso a disposición del alumnado un buzón de ayuda a través del correo somoslameravagina@gmail.com, el cual difundió a través de sus portales en Facebook y Twitter. Las compañeras están organizadas para ofrecer acompañamiento jurídico ante la UNAD e incluso atención psicológica y acupuntura gratuita para las personas afectadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *