Violencia de Género: Rostros de la UNAM

GÉNER(X)
  • Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Valle de Chalco y Tecámac son los municipios del Estado de México con mayor índice de feminicidios

  • Informes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) reportaron 81 feminicidios de enero a octubre de 2018

«No basta con visibilizar la inoperancia y la ineficacia de las autoridades en cuestión de feminicidios y desapariciones. Tenemos que contar las historias de esas mujeres, darles una voz y un rostro» Lydiette Carrión autora del libro La Fosa de Agua: desapariciones y feminicidios en el río de los Remedios.

Fotografía: Alfonso Sotelo

La Fosa de Agua es un reportaje acerca de una zona específica del Estado de México, la frontera de Ecatepec con Tecámac, en donde entre 2011 y 2014 se registraron una serie de desapariciones, todas, de estudiantes de entre 13 y 17 años. La autora se basa en los testimonios de los familiares de las víctimas para comprender la violencia estructural que permite el actuar del crimen organizado en la entidad mexiquense.

De acuerdo con el último informe de ONU Mujeres, sólo el 10% de los casos de feminicidio han recibido una sentencia condenatoria. En México, hay más de 7 mujeres asesinadas cada día. Más de 23.800 mujeres perdieron la vida solo en una década.   

Lydiette Carrión mencionó que la prevención debe convertirse en transformación. Antes de hablar de prevención se debe hablar de una recomposición del tejido social y la construcción de una revolución de conciencias.

UNAM insegura en el Estado de México

En 2011, un estudio realizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Comunitario del Voluntariado Sociedad sin fronteras reveló que cuatro planteles de la UNAM, localizados en el Estado de México, tienen altos índices de robo y violación en su interior y en la periferia.   

En la franja del Estado de México se ubican las Facultades de Estudios Superiores (FES) Aragón, en Nezahualcóyotl; Acatlán, en Naucalpan; Iztacala, en Tlalnepantla y Cuautitlán, además del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Naucalpan.  Los resultados del Primer Diagnóstico sobre la Seguridad al Interior de dichas instalaciones arrojó la presencia del narcotráfico fuera de los planteles y la venta y consumo de drogas al interior.

Entre los delitos que el estudio detectó, :

  • Robo: 31%
  • Venta y consumo de drogas: 19%
  • Agresión sexual: 19%    
  • Secuestro: 6%

Nos hacen falta: Rostros de la UNAM

Lesvy Berlín Rivera Osorio

El pasado 3 de mayo de 2017, en los alrededores del Instituto de Ingeniería, en Ciudad Universitaria, fue encontrada Lesvy Berlín, una estudiante de 22 años, su cuerpo sin vida prendía de un cable telefónico, presentaba signos de asfixia.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México determinó que la joven “se ahorcó colgándose con el cable de la caseta telefónica” junto a la que fue encontrada.

Jorge Luis González, expareja de Lesvy y principal autor del feminicidio, únicamente fue detenido y acusado de homicidio simple doloso por no impedir la muerte.

Lesvy Berlin Rivera Osorio era una fanática de la música, la literatura y los idiomas

Fotografía: Aranza Flores

Graciela Cifuentes y Sol Cifuentes

Graciela era profesora de la Facultad de Arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Sol estudiaba la licenciatura de Arquitectura en la misma institución.

En marzo de este año ambas mujeres fueron estranguladas y calcinadas dentro de su domicilio, ubicado en la colonia Santa Rosa Xochiac, en la alcaldía de Álvaro Obregón, sus cuerpos también presentaban signos de violación.

En agosto, Alan “N” principal feminicida, fue detenido por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) luego de meses de investigación por el doble crimen. Alan intentó fingir que se había tratado de un accidente, ya que después de los asesinatos prendió fuego al inmueble, posteriormente huyó en un automóvil Yaris blanco propiedad de las víctimas, hallado días después.     

Sol de 22 años era una apasionada de los deportes, le gustaba andar en bicicleta y patinar. Tres de sus perros fueron dados en adopción después del doble feminicidio. Por su parte, Graciela de 62 años era fanática de la fotografía y la cocina.

Fotografía: Galo Cañas

Mariela Vanessa Díaz

El pasado 27 de abril, cuando salía de su domicilio ubicado en la colonia Fuego Nuevo, en Iztapalapa. Mariela Vanessa de 21 años y estudiante de segundo semestre de Lengua y Literatura Hispánica en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM desapareció.

A 7 meses de su desaparición el Ministerio Público del Centro de Apoyo de Personas Extraviadas y Ausentes (Capea), la mantiene como “persona ausente” y no como desaparecida por falta de indicios de algún delito.

Gaby, hermana de Mariela, señala que desde el 30 de mayo la UNAM tenía conocimiento del tema y únicamente se limitaron a recibir la denuncia sin recibir ningún tipo de apoyo.

A pesar de que la Universidad ha reiterado su compromiso con la familia de Mariela Vanessa, no ha existido ningún acompañamiento jurídico, ni seguimiento en la investigación.      

¿En qué momento se jodió la UNAM? Una pregunta tan frecuente que al momento de responderla se convierte en un tema complejo. La violencia que se vive en las calles de México por fin alcanzó a la universidad, somos el reflejo de un país sumergido en la impunidad y la corrupción.

Sueño que México se olvide de criminalizar y asesinar a sus estudiantes. Sueño que la violencia de género queda suspendida en el aire. Sueño que salimos a la calle sin miedo. Sueño que la sociedad mexicana se dé cuenta que salir de casa y no volver, no es normal.