Manual de Supervivencia Contra el Sedentarismo

.COM/UNIDAD

Por Jesús Delgadillo

Seguro has escuchado sobre el sedentarismo. Médicos y expertos en glúteos planos no dejan de hablar sobre los riesgos de la vida inactiva. Y sin importar cuantos peligros haya allá afuera (o mejor dicho, allí adentro) sigues sentadote. Entre buenas clases, clases pésimas y un viajecito por el transporte público, el alma se te va de las manos o, mejor dicho, queda aplastada entre tu derrière y el plástico caliente. ¡C’est la vie!

Seguro que tambien podrías argumentar que no hay de otra; tus clases son tan intereseantes  que te mantienen al filo de tu asiento y muy pocas veces tienes la suerte de quedarte parado en el metro. Hasta el sillón de tu sala te hace ojitos, ¡por dios! Pero ese par de planchas no engañan a nadie. Es más, justo ahora has de estar leyendo esto sentado en algún lugar. Tranquilo, no tienes que pararte, yo no te juzgo. No es como que haya escrito esto mientras hacia mi rutina de ejercicios matuntinos. La vida ya es bastante dura como para estarse preocupando por la salud, ya ni hablemos sobre la alimentación o mantener el promedio adecuado para que te den otra vez la beca.

Aunque si hay algo que Carlos Marx y Simone de Beavoir no te dijeron es que el capitalismo y el patriarcado tienen muchas formas de explotarte y reprimirte y una de esas herramientas es justamente el sedentarismo. Asi que ponte cómodo, quítate los zapatos y sube las piernas porque aquí vienen un par de recomendaciones y advertencias sobre la vida inactiva.

¿Qué es el sedentarismo?

20th Century Fox Television

Pasar mucho tiempo sentado o acostado sin hacer mucho o nada de ejercicio. Sí, como cuando te avientas tu maratón de fin de semana en Netflix. No, las camineras no cuentan como hacer ejercicio.

¿Qué efectos tiene en tu vida?

Nickelodeon Productions

Mala circulación en la sangre, quemas menos calorias, se altera tu metabolismo y puedes desarrollar desequilibrios hormonales. Sí, por eso las lonjitas y los ataques de estrés. No, el profesor no está en tu contra.

¿Cuáles son los riesgos a tu salud?

20th Century Fox Television

Obesidad, colesterol alto, diabetes tipo 2, aumento de sentimientos de depresión y ansiedad. Sí, la escuela sí te está matando.

***

Un panorama bastante lúgrube, ¿no crees? Por suerte aún hay esperanza para holgazanes como tú. Esas horas de inactividad puedes contrarrestarlas con una alimentación balanceada y ejercicios simples. Te sorprenderá saber que incluso las labores de la casa pueden servir, así que la próxima vez que tu mamá te diga que recojas tu cuarto recuerda que lo hace por tu bien.

Ya sé. Apenas y estás en tu casa; eres muy activo y por eso la mayoría del tiempo andas estudiando o trabajando. No te preocupes, por esto te traigo unos consejos para mantenerte en forma en la escuela y el trabajo.

  1. Levántate de tu silla y muévete al menos una vez por hora. La próxima vez que el profesor te moleste por salir mucho del salón dile que sólo estás procurando tu salud.
  2. Pónte de pie cuando estés hablando por teléfono. Esto también aplica para contestar los mensajes de tu ex y darle «me encorazona» a las fotos de tu crush.
  3. Usa las escaleras en lugar del elevador cuando sea posible. Además de dejar estos espacios para las personas que sí los necesitan igual y terminas conociendo más tu escuela o lugar de trabajo.
  4. Usa tus horas libres o descanso para caminar alrededor del lugar donde estudias o trabajas. Después de esos chilaquilitos o saliendo de Caribe intenta caminar de regreso a tu facultad o probar rutas nuevas.